La idea

La Jornada de Puertas Abiertas surgió desde los Corralones del Pelícano, Pasaje Mallol y Castellar, con la intención de mostrar espacios y trabajos artísticos al resto del barrio.

La iniciativa que, en sus orígenes, tenía por nombre Se Parte del Arte, se transformó la pasada edición en BARRIO ABIERTO. En ella, se sumaron a las jornadas la Casa Grande del Pumarejo, el Huerto del Rey Moro y otras iniciativas sociales, dando una nueva dimensión al evento.

El espacio comprendido entre Pumarejo y Huerto del Rey Moro ha sido un área tradicionalmente dedicada a los oficios artísticos. Con el tiempo, estos espacios han evolucionado hacia núcleos de fuerte presencia social, ecológica, artística y artesanal, y están surgiendo natural y espontáneamente unas relaciones de conocimiento y sobre todo de entendimiento. El pasado y el presente conviven construyendo una transformación social de vanguardia.

En su décima edición, BARRIO ABIERTO sigue con la intención de difundir y promocionar esta forma de entender la cultura y la diversidad al resto de la ciudad y del mundo.